La libertad de prensa esta siendo amenazada y eso afecta la democracia

Recientemente el periodista Jim Acosta estuvo involucrado en una discusión con Donald Trump
por Vilma Filici
Miami · Publicado el: 22 noviembre, 2018

Foto: CNN

Durante los últimos años, tanto a nivel internacional como nacional, los miembros de la prensa están experimentando ataques de gobiernos poderosos y de la gente en general. Hace unas semanas me sorprendió una presentación sobre este tema preparada por uno de mis estudiantes de derechos de los refugiados.

Asigné una tarea en la que esperaba que el estudiante argumentara el caso como el de un periodista que huía por temor a la persecución por su opinión política. Pero el estudiante preparó su presentación únicamente sobre el hecho de que el solicitante de refugio estaba siendo perseguido por ser periodista, y colocó a los periodistas como miembros de un grupo social particular tal y como lo plantea la definición de Refugiado de la Convención.

Su presentación me llevó a analizar el tema con más detalle y, dado lo que ha estado sucediendo con los medios de comunicación en los Estados Unidos, en Ontario y, esta semana, con el tratamiento brindado a los reporteros que informaron sobre el abuso sexual en la escuela privada St. Michael, ya que algunos padres no estaban contentos con las informaciones pues sentían que los reporteros estaban arruinando la reputación de las escuelas.

La libertad de prensa es crucial en una democracia

Los medios de comunicación son necesarios para mantener a los ciudadanos informados y para que fluya la información y las ideas a fin de que las personas puedan tomar decisiones informadas y participar en el proceso democrático. La libertad de prensa es también un indicador importante de la salud de una democracia.

A lo largo de la historia, la desaparición de las sociedades ha llegado después de la erosión de los derechos de los medios de comunicación en esos países. Lamentablemente, el Índice Mundial de Libertad de Prensa de este año, realizado por Reporteros sin Fronteras, señala un aumento en los obstáculos que enfrentan los periodistas y la desaparición de la democracia en muchos países.

En el 2018 se celebra el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Es importante tener en cuenta que la Declaración establece que:

“Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye la libertad de tener opiniones sin interferencias y de buscar, recibir y compartir información e ideas a través de cualquier medio y sin importar las fronteras”.

Estos mismos derechos a la libertad de expresión consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos hace 70 años están ahora en peligro. 2018 ha demostrado ser un año en el que nadie puede dar por sentado nuestros derechos humanos, ni siquiera en las democracias bien establecidas.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) documentó que en lo que va del 2018

  • 43 periodistas han sido asesinados
  • 262 siguen encarcelados desde el 2017
  • 59 están desaparecido.

El brutal asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en Turquía hace unas pocas semanas, seguido de la brutal violación y asesinato de la periodista búlgara Viktoria Marinova, son ejemplos del aumento y descarado desprecio por la libertad de prensa en el mundo.

Según el director ejecutivo del CPJ, el aumento en la persecución de periodistas tiene relación con la forma en que el presidente Donald Trump y otros líderes mundiales han difamado a la prensa. Los reporteros han sido etiquetados como terroristas en algunos lugares y declarados “enemigos del pueblo”.

Esta es una situación muy triste, ya que son los periodistas quienes, a través de sus artículos de investigación y de sus informaciones, mantienen a los gobiernos bajo control. Si no fuera por los periodistas serios y los medios de comunicación, muchas transgresiones e injusticias pasarían inadvertidas.

Este tipo de retórica, según dos expertos en libertad de expresión nombrados por las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, es muy peligroso y aumenta el riesgo para los periodistas.

El término y el uso de la expresión “noticias falsas” aumentaron en el 2017 con el presidente Trump y ayudaron a manipular la opinión pública. Las líneas se han difuminado entre la realidad y la ficción y seguirán siendo borrosas, ya que la concentración del control de la información se limita a un puñado de compañías que controlan lo que vemos en línea.

Trump vs la prensa

Recientemente, el corresponsal de CNN en la Casa Blanca, Jim Acosta, estuvo involucrado en una discusión con Donald Trump en una conferencia de prensa que resultó en la suspensión del pase de prensa del Sr. Acosta. Pero la Casa Blanca tuvo que retroceder en su pelea con el corresponsal de CNN después de que este iniciara una lucha legal por la libertad de prensa, amparado en la Constitución de los Estados Unidos, y el tribunal dictaminó a favor de Acosta.

Aunque el corresponsal de la CNN resultó victorioso, la Casa Blanca ha emitido nuevas reglas con respecto a los periodistas que cubren las conferencias de prensa presidenciales. Las nuevas reglas incluyen limitar a los periodistas a una pregunta, con seguimiento a discreción del presidente u otros funcionarios de la Casa Blanca.

La prohibición al Sr. Acosta de entrar a la Casa Blanca fue vista por la CNN como una amenaza para “todos los periodistas y organizaciones de noticias”.

Los periodistas que cruzan la frontera de los EE. UU. ven cómo sus derechos son violados por los poderes otorgados a los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza para buscar en sus dispositivos electrónicos, incluidos teléfonos y computadoras portátiles. Están siendo interrogados sobre sus informaciones actuales y pasados ​​y no pueden proteger sus fuentes. Esto tiene enormes implicaciones para el derecho de los periodistas a proteger sus fuentes e informar al público, ya que el oficial migratorio puede tener acceso a toda la información almacenada en dispositivos electrónicos, incluidas las fuentes confidenciales.

Canadá y la libertad de prensa

Pero las “noticias falsas” no sólo se limitan a los EE. UU. sino que también se pueden encontrar en Canadá. El Gobierno Conservador Progresista lanzó un programa de videos al estilo de noticias de televisión llamado “Ontario News Now”.

Es un canal sólo para el Partido Conservador, que se comparte a través de las redes sociales, que detalla los éxitos del mandato del Primer Ministro de Ontario, Doug Ford. A este espectáculo se le conoce como “noticias”, pero en realidad es pura propaganda para el Partido Conservador.

Antes del lanzamiento de Ontario News Now, y todavía hoy, el equipo del Premier Ford comenzó a tratar de acallar a los medios de comunicación. Durante los períodos de preguntas y respuestas, el personal remunerado del Parlamento Provincial trató de impedir que los reporteros realizaran su trabajo con artimañas como aplaudir durante los períodos de preguntas y respuestas para eliminar las voces de los reporteros y limitar las preguntas.

Definitivamente la eliminación de los periodistas y decidir qué es noticia, es pisar un territorio peligroso. Si el gobierno no es sometido a escrutinio y en su lugar elige qué compartir con el público, no se le puede tener vigilado y responsabilizarlo por las acciones que la gente no conoce. Los espectáculos disfrazados de noticias no son más que intentos por parte del gobierno conservador de burlar a los medios y, al hacerlo, sofocar la democracia.

Siempre debemos permanecer vigilantes cuando la libertad de prensa está en crisis. Muchos de nosotros venimos de países donde hemos visto lo que sucede con la democracia cuando se cierran los medios de comunicación. No podemos permitir que esto suceda en nuestro país adoptado de Canadá. Habla y no te dejes engañar por noticias falsas.

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Hispano City Miami is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.